Viernes, 16 de mayo de 2014

Ibiza no está preparada para el turismo económico, mucho menos en invierno. Al menos no para el turismo excesivamente barato. Esta semana llegaron dos amigos a pasar unas minivacaciones. Habían cogido un agroturismo en Ibiza tirado de precio. Dos días antes me llamaron para confirmarme su llegada. Claro que yo tendría que verlos más tarde porque a la hora en que aterrizaba el avión yo estaba trabajando.

Como no iba a poder ir a recogerlos y querían pasar unas vacaciones un tanto independiente (gracias a Dios o me hubiese tocado hacerles sitio en mi casa), empezaron a mirar coches de alquiler. En esta época, los coches, al igual que los hoteles, salen por dos duros. Todo estaba previsto salvo un pequeño inconveniente: "Oye, no tenemos tarjeta de crédito." Pues ya la hemos liado. Sin tarjeta de crédito no hay coche de alquiler, y sin coche de alquiler a ver como narices te desplazas hasta tu alojamiento, que se encuentra en medio de la nada. El autobús más cercano te va a dejar a más de una hora de camino, con las maletas y resoplando.

Este pequeño inconveniente lo pudimos resolver contratando un traslado desde el aeropuerto. Ahora venía lo mejor. ¿Y el resto de días como lo vamos a hacer? Pues a mí de taxista no me busquéis, porque si te piensas que voy a levantarme una hora antes para ir a recogerte y que puedas ver la isla, lo llevas de un claro transparente.

Llevan tres días sin salir del agroturismo. Deben de estar hasta las narices de olivos y algarrobos. Esta tarde pasaré a recogerlos pero ya les he dicho que si volvemos muy tarde, vayan pensando en los cuarenta euros largos que les va a costar el taxi.

Como os decía, Ibiza no está preparada para estos bolsillos. Al bajar del avión ya tienes que llevar la tarjeta de crédito entre los dientes, o, sencillamente, vas apañado.


Tags: avion, Ibiza, noticias, news

Publicado por ibizacalas @ 10:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios